Conecta con nosotros

Actualidad

A raíz de los ciber acosos recibidos por Nahuel, «El Niño pastelero», se abre una investigación

El Ministro de Seguridad de la Nación Aníbal Fernández, ha decidido investigar a fondo los ataques recibidos en la web, más precisamente en Twitter, por Joaquín Nahuel, el pastelero de 10 años, fue atacado en en la mencionada red social por un centenar de ciber agresores y por esa causa, su mamá decidió cerrar su cuenta.

 

El Niño, que había abierto tal cuenta en twitter para juntar fondos para una operación, recibió de un grupo numeroso de usuarios de la red social, comentarios sumamente ofensivos. Hasta el actor Alfredo Casero lo insultó públicamente en las redes, hecho que le costó al ex humorista, quedar sin funciones en los teatros y la baja de su presencia en un programa radial.

Sumado a este nefasto hecho protagonizado por Casero, se sumaron los ciber ataques. A raíz de ello, la madre de Nahuel, decidió cancelar la cuenta de twitter.

“Soy la mamá de Joaco! Sepan disculpar, pero ya no va a tener Twitter. Le dijeron pastelero discapacitado, que su brazo no es lo único deformado, yo entiendo que Twitter sea así, pero es un nene y esto le está haciendo mal! Empezó con preguntas y es por eso que empecé a revisar”, explicó la madre a través de la cuenta oficial de “Joaco”.

“Le dijeron que sus tortas se quemaron como él, y empezó a preguntar si el es discapacitado ¿Si sus tortas son feas? Entre otras preguntas”, agregó.

“Sus seguidores fueron, joaco entró al tweet que él puso diciendo que era el fin de su carrera y ahí le decían de todo a Joaquín”, contó sobre la identidad de los agresores.


“Ya bloqueé y silencié a todos! Ahora queda en Joaco si quiere seguir acá o no!!! Y para los que dicen que yo le manejo la cuenta no es así! El maneja sus cuentas yo solo reviso mensajes! Gracias a todos!!!!”, escribió luego.

Joaquín Nahuel Núñez, tiene 10 años y desde hace varias semanas sus posteos generan amplia repercusión en las redes sociales. Es que el niño abrió recientemente un emprendimiento pastelero con el objetivo de pagar la cirugía de reconstrucción que necesita tras sufrir la quemadura del 25% de su cuerpo.

Por ello, Aníbal Fernández, Ministro de Seguridad de la Nación, tomó cartas en el asunto, abriendo una investigación para castigar debidamente dentro del marco de la Ley, a los agresores.

Qué es el cyberbullying

El cyberbullying es el acoso de una persona a otra a través de medios electrónicos con amenazas, hostigamiento, humillación u otro tipo de molestias de forma reiterada y deliberada.

– Se puede dar mediante la publicación de textos, imágenes, videos y audios a través de los distintos medios digitales como redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter), mensajería instantánea (WhatsApp), correo electrónico, aplicaciones, videojuegos, etc.

– En este tipo de conflictos, las partes involucradas siempre son menores de edad; si hay presencia de una persona adulta, estamos ante otro tipo de ciberacoso.

– En la escuela o el barrio, lamentablemente solemos ver que hay chicas y chicos que maltratan o se burlan de sus pares. El cyberbullying es esta misma práctica llevada al contexto digital. El acoso es virtual, pero el daño es real.

– Según una encuesta a docentes realizada por la ONG Argentina Cibersegura, el 64% afirmó haber vivido un caso de ciberbullying en su escuela, mientras que el 17% desconoce si hubo casos.

«La responsabilidad es materna-paterna en caso de menor»
A raíz del posteo, Marina Benítez Demtschenko, abogada especialista en Derecho Informático destacó el rol de la madre de Joaquín y explicó que «los términos y condiciones tienen edad mínima establecida. La responsabilidad es paterna-materna en caso de menor. Excelente esta madre: pendiente de lo que vivencia su hijo en su uso de #redes, y tomando control».

«La Web es un espacio público. Si convivimos personas mayores y menores en el mismo espacio público, quienes deben cuidar a menores en las redes, son quienes están a su cargo. Como en la calle. Pasa que adultos/as no quieren saber nada de Crianza Digital», agregó.

Consideró que «si pensamos como adultos/as que menores a nuestro cargo “se ubican mejor que yo en la #Web”, les confinamos a su suerte. Parece muy fácil desligarse de la #crianza digital, pero requiere tanta tutela como cualquier otro ámbito. ¿Quien dejaría solo a un niño porque “se da maña”??’».

Por último cuestionó: «Piensen en otros campos de desenvolvimiento: la calle, una plaza, un bosque, cruzar las vías de un tren. ¿Cómo vamos a dejarles a su suerte? El ser humano no tiene instinto, no es posible aprender algo sin que un otro lo explique. Ese rol en la #EraDigital es el que falla».

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *