Conecta con nosotros

Economía

Anticipan condiciones climáticas «sin sobresaltos y previsibles» para la campaña fina

«No quedan dudas de que se ha producido un cambio favorable en la dinámica atmosférica que beneficia el régimen de lluvias respecto del año pasado», comentó José Luis Aiello, especialista en Ciencias Atmosféricas.

Gran parte del área agrícola argentina registrará en estos días un marcado descenso de la temperatura,tras un leve «veranito de San Juan» (particularidad climática del Cono Sur que trae temperaturas elevadas en pleno invierno) y precipitaciones abundantes en el nordeste, consignó la Bolsa de Cereales en su Perspectiva Agroclimática.

Esa situación hace prever «un desarrollo sin grandes sobresaltos y un escenario mucho más previsible de la campaña de granos finos», según analizan la bolsa porteña y la de Comercio de Rosario.

El ingreso de una masa de aire muy fría provocará un «fuerte descenso de las marcas térmicas y heladas en toda la zona núcleo», coincidió la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en su informe semanal.

«No quedan dudas de que se ha producido un cambio favorable en la dinámica atmosférica que beneficia el régimen de lluvias respecto del año pasado», comentó José Luis Aiello, especialista en Ciencias Atmosféricas consultado por la BCR, para quien «todos los indicadores y forzantes de escala global y regional proyectan un mejor comportamiento pluvial que el año pasado».

«Junio cierra sin aportes excepcionales de agua, pero su comportamiento se ajusta a los pronósticos de precipitaciones normales para el invierno; por lo que permite proyectar un desarrollo sin grandes sobresaltos»
JOSÉ LUIS AIELLO, ESPECIALISTA EN CIENCIAS ATMOSFÉRICAS

Tras el paso del frente de tormenta, que produjo precipitaciones abundantes sobre el nordeste del área agrícola pero registros escasos a nulos en el resto, avanzarán los vientos polares, con riesgo de heladas locales y generales en gran parte de su extensión, llegando hasta el sur del Paraguay, indicó la Bolsa de Cereales.

Para Aiello, las precipitaciones totales de junio «se acercarán a los valores normales estacionales».

El impacto de las precipitaciones y los vientos

Las recientes lluvias y lloviznas dejaron apenas un puñado de milímetros en la franja este de Buenos Aires y marcas inferiores a los 2 mm en la región núcleo; pero en el NE de Santa Fe, Reconquista registró 75 mm, al igual que Resistencia en el SE de Chaco. Hubo 60 mm en Concordia y llovió muy bien en el centro norte de Entre Ríos.

«Junio cierra sin aportes excepcionales de agua, pero su comportamiento se ajusta a los pronósticos de precipitaciones normales para el invierno; por lo que permite proyectar un desarrollo sin grandes sobresaltos y un escenario mucho más previsible de la campaña de granos finos», proyectó el especialista.

Según la Bolsa de Cereales, los vientos del trópico avanzarán sobre el norte del área agrícola, pero sin lograr extenderse hacia centro y el sur de su extensión, que continuarán bajo el dominio de los vientos polares.

El ingreso de una masa de aire muy fría provocará un "fuerte descenso de las marcas térmicas y heladas en toda la zona núcleo".

El ingreso de una masa de aire muy fría provocará un «fuerte descenso de las marcas térmicas y heladas en toda la zona núcleo».

Hasta el 30 de junio la mayor parte del área agrícola argentina y gran parte de la paraguaya observarán precipitaciones escasas (menos de 10 mm) con algunos focos en valores moderados.

De modo simultáneo avanzarán los vientos polares, extendiendo su acción sobre la mayor parte del área agrícola con riesgo de heladas locales y generales en gran parte de su extensión, llegando hasta el sur del Paraguay.

No obstante, para la BCR el 70% de la región está con reservas óptimas de agua, y el trigo enfila la última recta de siembra sin problemas, cuando falta sólo 5% para completar una siembra de 1,7 millón de hectáreas.

Las reservas de agua con las que arranca el trigo 2021/22 son más que suficientes para asegurar una buena implantación y atravesar las primeras etapas en óptimas condiciones, indicó la entidad.

A la vez, el avance de vientos del trópico hasta el centro del área agrícola producirá un moderado ascenso térmico, sin lograr extenderse sobre el sur, que se mantendrá bajo el dominio de los vientos polares.

Paralelamente, se producirá el paso de un frente de tormenta con muy escasa actividad, con registros de lluvias escasos a nulos en la mayor parte del área agrícola argentina, completó la Bolsa de Cereales.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *