Conecta con nosotros

Cultura

El arte de Giger

Fue artista gráfico y escultor suizo, y en el mundo del cine es recordado por ser el autor del diseño del monstruo de la película Alien. Además de haber colaborado con cientos de films, muchos de ellos de Hollywood.

Hans Ruedi Giger, también llamado Hans Rudolf Giger, pero conocido mundialmente como Giger, nació en el pueblito de Coira (Suiza), un 5 de febrero de 1940.

Desde muy joven estudió arquitectura y diseño industrial en la Escuela de Artes Aplicadas. En 1966 comenzó a trabajar como diseñador de interiores. A partir de 1968 Giger se dedicó exclusivamente al arte y sus primeras obras fueron publicadas hacia 1969, participando también en la parte artística de algún cortometraje, como Swissmade – 2068 (dirigida por Fredi M. Murer, 1968) o Passagen (también de Murer, 1972). Durante esa época mantuvo una relación con la artista Li Tobler, con quien grabaría varios cortos. El suicidio de su pareja en 1975 marcó para siempre la obra de Giger. Se casó con Mia Bonzanigo en 1979, separándose de la misma un año y medio después.

(Dibujo de Sejo Delgado)

 

Pero sin duda la obra que lo hizo más famoso fue la creación de Alien, con la que ganó en 1980 el Oscar a esta categoría. Fue uno de los mayores representantes de la corriente conocida como realismo fantástico. En Alien, cuyo personaje se inspiró en la criatura que él había diseñado, la Academia de Hollywood rendía tributo a la esencial contribución de esta criatura espacial de perfecta biomecánica para el éxito de la película.

Alien

El director del filme, Ridley Scott, descubrió la criatura cuando repasaba el libro de arte Necronomicon (1978) de Giger, mientras buscaba la apariencia que quería que tuviese la criatura de su siguiente película. El artista fue a su vez el responsable de una de las escenas más recordadas de la ciencia ficción: de pronto, del pecho del astronauta Gilbert Ward Kane irrumpe una sangrienta criatura con forma de gusano, un monstruo que desde el estreno de Alien, el octavo pasajero (1979) se ha convertido en uno de los disfraces más populares para las fiestas de Halloween.

Indirectamente, Giger influyó también en el salto de la actriz Sigourney Weaver al género de la ciencia ficción, además de inspirar a toda una serie de posteriores versiones de Alien. Además, sus diseños para Poltergeist II, de Brian Gibson, o Species, de Roger Donaldson, lo convirtieron en figura de culto. Su último trabajo en el cine fue Prometheus (2012), también de Scott.

La biografía oficial de Giger señala que este se apasionó a una edad muy temprana por las creaciones que combinaban lo fantástico y macabro, un interés que le llevó a estudiar arquitectura y diseño industrial en Zurich.
Posteriormente, el artista realizó documentales y empezó con el dibujo de criaturas mutantes y tenebrosas, en las que asociaban seres hechos de carne y de piezas mecánicas, en una forma de arte que el mismo denominaría luego «biomecánica».

Diseñador en el cine

Giger entró en el cine de la mano de Alejandro Jodorowsky, a quien se lo recomendó Salvador Dalí en Cadaqués en 1973, para el proyecto Dune (1973-1977), en el que también estaba, junto a Jodorowsky y Moebius, el guionista y diseñador Dan O’Bannon, que fue quien incorporó a Giger al proyecto de Alien a principios de 1978.

Desde entonces, 1979, Giger fue conocido entre el gran público por diseñar y desarrollar, junto a Carlo Rambaldi, la criatura y algunos escenarios de la película Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott (1979), basándose en sus propias obras pictóricas anteriores, como «Necronom IV». Por este trabajo obtuvo en 1980 el Oscar al mejor diseño escénico.

En el ámbito cinematográfico también se encargó del diseño del lado oscuro de Poltergeist II (Brian Gibson, 1986), aunque quedó bastante desilusionado del tratamiento que se dio en la película a sus diseños.​ Con posterioridad colaboró secundariamente y tras prestarse voluntario, en los diseños de Alien  (David Fincher, 1992), ya que James Cameron ya había rechazado su participación para los diseños de Alien, el regreso (1986). También participó en el diseño gráfico de otras películas, como Species (Roger Donaldson, 1995), siendo estos trabajos usados en las portadas de muchos libros y discos. Giger diseñó asimismo la parte gráfica de videojuegos como Dark Seed (1992) y Dark Seed II (1995), aventuras gráficas de ambientación lovecraftiana.

Existe un museo dedicado a H. R. Giger en la ciudad de Gruyères, en el cantón de Friburgo, Suiza, abierto en 1998, con muchas de sus obras así como su colección privada de arte, que incluye obras de Salvador Dalí.

Su trabajo más reciente en el ámbito cinematográfico fue en la película Prometheus, estrenada en 2012. Ridley Scott, su director, contó con Giger para diseñar los murales que aparecen como algunos de los primeros artefactos del mundo alien en la película.

Fue invitado al Salón de la Fama de la Ciencia Ficción en 2013.​ El artista suizo falleció el 12 de mayo de 2014, a consecuencia de las lesiones causadas por una caída, según publicó la prensa. Fue amigo personal del psicólogo estadounidense Timothy Leary.

Gris, azul y negro

Su obra -con el gris, azul y negro como colores dominantes- se pueden ver actualmente en el museo que lleva su nombre y cuya visita suele causar una mezcla de angustia y fascinación. El museo está localizado en la parte medieval de la localidad de Gruyères, uno de los principales puntos de interés turísticos del país. Frente al museo se encuentra un bar que es su anexo y cuya decoración, totalmente inspirada en el imaginario de Giger, atrae tanto como el museo.

El Museo HR Giger, localizado en Gruyères (centro de Suiza) acoge la totalidad de su obra.

 

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *