Conecta con nosotros

Actualidad

El Gobierno extenderá dos semanas el DNU

Con características similares a las medidas que rigen hasta este viernes a última hora, el gobierno nacional piensa profundizar controles al exterior.

Este viernes a última hora vencerá el DNU que establece medidas de cuidado frente a la pandemia de coronavirus y, dado que nuevamente no se llegará a tratar en la Cámara de Diputados la Ley de Emergencia Covid impulsada por el oficialismo, el Presidente firmará un nuevo decreto que, según indican desde Casa Rosada, será muy parecido o incluso una prórroga del 287, que rige desde el 11 de junio.

En un contexto en el que en las últimas 24 horas hubo 452 muertes y 24.463 contagios de covid-19 en todo el territorio nacional, desde Balcarce 50 aseguran que tanto el DNU, como la Ley de Emergencia que espera ser tratada en la Cámara baja –con media sanción y dictamen de comisiones–, establecen los mismos parámetros, a partir de un semáforo epidemiológico.

Con el objetivo de evitar el ingreso y la difusión de nuevas cepas de Covid-19, los posibles cambios que se analizan son mayores controles para las personas que viajen al exterior y también fijar nuevos límites a los vuelos. Cerca del Presidente confiaron a este diario que esperan que «en dos o tres semanas se comience a notar el efecto de la campaña de vacunación y empiecen a disminuir de forma notoria los casos como sucedió en otros países del mundo, como Canadá y Reino Unido».

El DNU para las próximas semanas, el próximo anuncio del gobierno nacional.

El DNU para las próximas semanas, el próximo anuncio del gobierno nacional.

Más allá de que, a diferencia de los vencimientos de los decretos anteriores, la evolución de los contagios de Covid-19 es alentadora –como dijo la ministra de Salud Carla Vizzotti «por tercera semana consecutiva están disminuyendo los casos de coronavirus en forma sostenida y profundizada»–, el nuevo DNU no modificaría nada porque los distritos que estén en una mejor situación respecto de los contagios, las muertes y la ocupación de camas de terapia intensiva, podrán pasar a una escala inferior en el semáforo epidemiológico y flexibilizar directamente las medidas de cuidado.

Con respecto a las reuniones que todas las semanas previas al vencimiento de un DNU de este tipo realizaba el Presidente con médicos e infectólogos y con los gobernadores en Casa de Gobierno, fuentes del Ejecutivo aseguraron que en esta ocasión no se realizaron, ni se prevé realizarlas en las proximas horas. El motivo que esgrimen es que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, tiene encuentros semanales con los expertos y ellos la asesoran y brindan su opinión en ese ámbito al Poder Ejecutivo. Tampoco habrá reunión entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y sus pares de Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, y de Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, como hubo en otras ocasiones.

Una de las incógnitas sobre la nueva norma era si contendría información o alguna medida especial para las vacaciones de invierno.

Sin embargo, según informaron fuentes oficiales a este diario eso no sería necesario ya que el decreto que comenzaría a regir desde las 0 horas del sábado duraría dos o, como máximo, tres semanas. Es decir, hasta el 17 de julio. El receso invernal en las escuelas, en tanto, comenzaría recién el 19. Quizás, estiman, esta situación particular puede llegar a estar contemplada en el próximo decreto o, en caso de que sea tratada por Diputados, en la Ley de Emergencia Covid. El oficialismo, durante estas semanas en que regirá el nuevo DNU, seguirá trabajando en el Congreso para ver si logra conseguir los votos necesarios y aprobar el proyecto.

Las vacaciones de invierno fueron un tema de debate durante el último encuentro que los epidemiólogos tuvieron en Casa Rosada con la ministra Vizzotti y el jefe de Gabinete antes del 11 de junio. En esa ocasión muchos de los especialistas, entre los que estaban Mirta Roses, Pedro Cahn, Tomás Orduna y Ángela Gentile, recomendaron a los funcionarios, entre los que también estaba la asesora presidencial Cecilia Nicolini, que el receso escolar de invierno debería dividirse en dos para evitar que las personas se trasladen entre jurisdicciones y eso genere más contagios y una suba mayor en la curva de la pandemia.

Tanto el DNU vigente, como el proyecto de ley de Emergencia Covid, cuentan con un semáforo epidemiológico que clasifica a los diferentes distritos –según distintos parámetros– en bajo, mediano o alto riesgo, o en alarma epidemiológica. De bajo riesgo son aquellos que tienen entre 50 y 150 casos cada 100 mil habitantes; de mediano riesgo son los que están entre 150 y 250; de alto riesgo, entre 250 y 500; y la alarma epidemiológica se fija con más de 500 cada 100 mil habitantes y 80 por ciento de la ocupación de las camas UTI. Por ahora, esos seguirán siendo los parámetros claves.

FUENTE: Página 12

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *