Conecta con nosotros

Tucumán

El propietario de un reconocido bar tucumano fue demorado por incumplir las nuevas normas

El propietario de un reconocido bar fue detenido este mediodía cuando se resistía a cumplir las nuevas restricciones. Tras ser liberado, volvió a abrir su local y lo detuvieron por segunda vez. «Cada uno puede hacer lo que quiera», desafió el empresario.

El nuevo confinamiento estricto decretado por el presidente Alberto Fernández y la posterior adhesión del Gobierno de Tucumán al Decreto de Necesidad y Urgencia Nacional (DNU) generó un fuerte rechazo en el sector de los gastronómicos de la provincia.
El sábado por la mañana, cuando comenzó a regir la nueva cuarentena, las calles del microcentro mostraban un paisaje similar al de los días previos al decreto, como si nada pasara. Si bien algunos comercios acataron las nuevas disposiciones y bajaron las persianas, hubo algunos que abrieron sus puertas y atendieron al público sin importar las restricciones vigentes.
El de los gastronómicos es un caso particular. Empresarios del sector, se levantaron desafiando las restricciones y coparon las principales arterias del centro en rechazo a la medida, y hasta montaron una parrillada en plena calle.
Al momento de anunciar el nuevo confinamiento, el presidente había llamado a los gobernadores a ser estrictos en el cumplimiento del DNU. En Tucumán, Manzur le prometió al presidente arbitrar los medios para que las restricciones se cumplan. El ministro de Seguridad, Claudio Maley, aseguró que “cuando exista alguna resistencia o se genere un problema daremos intervención a la Justicia, como lo hicimos siempre».
Así fue que efectivos de la policía salieron a recorrer las calles, hablando con los propietarios y explicándoles que los locales no podían tener las mesas ocupadas.
A pesar de las advertencias, este domingo algunos volvieron a abrir sus puertas, pero la respuesta de la policía no fue la misma. En avenida Ejército del Norte y Mendoza, el dueño de un conocido restaurante fue detenido y trasladado a la comisaría seccional séptima, donde permaneció poco más de dos horas demorado.
Tras ser liberado, el empresario redobló la apuesta y volvió a abrir su local. Cerca de las 18, policías se presentaron en el local y volvieron a detenerlo en la comisaría 7° de Villa Luján.
El local en el día de la fecha, luego de los altercados, abrió nuevamente y se mostró como si nada hubiese pasado, como si no hubiese habido ninguna disposición nacional en medio de esta pandemia que afecta a todos.
“Adentro también estaba casi lleno y no había distanciamiento social. Mientras estábamos comprando, había gente que seguía entrando al local a ocupar mesas”, repetían algunos vecinos que pasaban por la zona. Mientras otros locales de la zona permanecieron cerrados.
Cerca de las 14, cuando fue liberado, el propietario habló con un móvil de Los Primeros y, lejos de cumplir con el DNU, desafió a las autoridades y volvió a abrir su local. “Según la última normativa vigente, los bares podemos abrir hasta las 23”, señaló el empresario, asegurando que la nueva normativa, según él, no entró en vigencia.  Además, aseguró que “cada uno puede ejercer sus derechos como quiera. El que quiera abrir lo puede hacer, y el que no, también. Es el derecho individual de cada uno” aseguró ignorando completamente las nuevas disposiciones nacionales y provinciales.
Al ser consultado sobre qué haría en caso de un nuevo operativo policial en su local, el propietario respondió: “les voy a decir que soy una persona de bien”. Cerca de las 18, la policía volvió al lugar y el hombre fue nuevamente detenido. Actualmente se encuentra en la comisaría 7° de Villa Luján, donde un grupo de empresarios del sector exigen su liberación.
En las últimas horas, dicho grupo de empresarios se dirigía hacia el domicilio particular del gobernador Juan Manzur.
Foto: Los Primeros

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.