Conecta con nosotros

Cultura

La Biblioteca Nacional y Télam firmaron un convenio para potenciar sus materiales documentales

La agencia de noticias le brindará a la Biblioteca Nacional el acceso a su servicio de información, a su archivo fotográfico y audiovisual y la institución le brindará el acceso a sus bases de documentación.

El director de la Biblioteca Nacional, Juan Sasturain, y la presidenta de Télam, Bernarda Llorente, firmaron un convenio de investigación, desarrollo, promoción, educación, capacitación y fomento para conservar y difundir el material documental de ambas instituciones.

«En la Biblioteca tenemos una tradición que no nos pesa pero nos obliga. Nos juntamos hoy porque no lo pudimos hacer la semana pasada, porque estuvimos despidiendo a nuestro amigo y compañero Horacio González, y por ahí viene el espíritu que tratamos de conjugar con aquellos con los que nos juntamos», explicó Sasturain sobre el encuentro que se llevó a cabo el miércoles en la sede de Télam.

Director de la Biblioteca Nacional, Juan Sasturain. crédito: Florencia Downes
Director de la Biblioteca Nacional, Juan Sasturain. crédito: Florencia Downes

A través de este compromiso, Télam le brindará a la Biblioteca Nacional el acceso a su servicio de información, a su archivo fotográfico y audiovisual y la institución le brindará a la agencia de noticias el acceso a sus bases de documentación.

Para el escritor, periodista y guionista, «a veces un convenio suena a cruce de intereses, conveniencias y a algo mezquino, a esos arreglos extramatrimoniales que son resultado de la falta de fe y de abrir el paraguas» y, en cambio, sintetizó: «Acá tenemos un plazo de dos años y la entrega mutua de beneficios».

«Con Juan nos conocemos hace muchos años, hasta incursionó como conductor en televisión cuando estaba en Telefé -en el ciclo `Ver para leer’-. Hoy nos mueve el mismo espíritu. Si en ese momento queríamos hablarle no solo a grandes lectores sino sobre todo a quienes no lo eran y motivarlos a leer desde un medio masivo de comunicación, poder poner otras agendas, otros lenguajes y otros públicos, hoy queremos informar a los lectores en la mejor calidad posible y al mismo tiempo, desde un medio tan masivo y federal, incentivar la lectura y determinados contenidos», expresó Llorente, exdirectora de programación de Telefé.

El autor de «Manual de perdedores» y «Los sentidos de agua» señaló que «es agradable salir de las cuevas personales para venir a firmar una cosa tan saludable y progresiva para nuestras instituciones y además entre compañeros. Para nosotros trabajar entre compañeros ha sido un imperativo tácito, no fue necesario manifestarlo. Los que trabajan con nosotros se convirtieron en compañeros o lo eran de antes pero es la manera de sentirnos juntos».

La presidenta de Télam explicó que esta firma le da un marco a un trabajo que ya se viene llevando a cabo: «Lo que subsiste es una concepción que compartimos porque desde la Biblioteca no intentan construir una idea hermética sino poder abrirla a la sociedad y es un poco lo que intentamos hacer nosotros desde los contenidos periodísticos con la ciudadanía».

Firma de convenio entre Télam y la Biblioteca Nacional. crédito: Florencia Downes

Firma de convenio entre Télam y la Biblioteca Nacional. crédito: Florencia Downes

«Lo más importante de un convenio es ejecutarlo, que funcione y que fluya y eso ya está pasando, esto es una formalidad pero las formalidades son importantes para poder tener un marco y lo que estamos intentando es una serie de proyectos para potenciarnos mutuamente», consignó.

Acerca del acervo que contiene la Biblioteca Nacional, su director dijo que «el millón y pico de libros es solo un aspecto porque todas las publicaciones periodísticas son tanto o más que eso» y citó entusiasmado la cantidad de colecciones de periódicos del siglo XIX con las que cuentan en la institución fundada como Biblioteca Pública de Buenos Aires en el marco de la Revolución de Mayo.

«La Biblioteca es voraz en cuanto a archivos y en este caso tener la posibilidad de acceder al archivo fotográfico y audiovisual de Télam para nosotros es un privilegio, es hacer caer las barreras burocráticas que nos permitan acceder a ese material porque siempre estamos pensando en aumentar el caudal de la información, de la veracidad y de la democratización».

El convenio firmado tiene como objetivo central la mutua colaboración entre las partes en la realización de tareas de investigación, desarrollo, promoción, educación, capacitación y fomento en el marco de la conservación y difusión del material documental de ambas instituciones. Si bien bien tiene una duración inicial de dos años establece la posibilidad de prorrogarse por dos años más.

De esta manera, los responsables de ambas instituciones acordaron que los estudios, informes y cualquier otro documento o producción, que se desarrolle en el marco de este acuerdo, serán de propiedad intelectual común de la Biblioteca Nacional y Télam. Así como la publicación de estos trabajos se efectuará con el expreso acuerdo de ambas partes.

En Télam hay 7 millones de fotos digitales y un millón de negativos y diapositivas, sumado a un gran archivo de textos y documentos audiovisuales de 1976 hasta el presente porque las fotografías previas a ese año fueron destruidas por la última dictadura cívico militar, a pesar de que algunas se pudieron salvar.

La institución conducida actualmente por Sasturain en el organismo de preservación, organización y difusión de la colección bibliográfica argentina tiene la responsabilidad de custodiar, acrecentar, preservar, conservar, registrar y difundir la memoria impresa del país -o sobre el país- representada sobre cualquier soporte material o digital, con prioridad en lo que hace a su herencia cultural, tanto en territorio nacional como en el extranjero.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *