Conecta con nosotros

Cultura

La tecnología «deschava» a Modigliani y revela el rostro de una mujer que el artista quiso borrar

El artista buscó borrar todo rastro que le recordara a su exnovia, aunque pasaron muchas décadas hasta que esa estrategia fuera descubierta en su «Retrato de una niña» (1917), que se conserva en la célebre galería londinense.

Cuando Amedeo Modigliani terminó su relación con Beatrice Hastings, el artista italiano decidió borrarla de su memoria pero también de su arte y pintó el rostro de otra mujer en un cuadro donde antes había retratado a su pareja anterior, un hallazgo que fue realizado en 2018 por un equipo de investigadores de la Tate Gallery de Londres pero que ahora termina de confirmarse a partir de una combinación de algoritmos e inteligencia artificial que permitió reconstruir el retrato original.

Con una «técnica» menos sofisticada que el programa al que decide someterse la ex pareja integrada por Joel y Clementine en el film «Eterno resplandor de una mente sin recuerdos» para borrar mutuamente las imágenes y pensamientos que remiten al pasado en común, se cree que Modigliani (1884-1920) buscó borrar todo rastro que le recordara a su exnovia, aunque pasaron muchas décadas hasta que esa estrategia fuera descubierta en su «Retrato de una niña» (1917), que se conserva en la célebre galería londinense.

En 2018, un análisis detectó que había otro rostro escondido debajo del principal, pero de una niña diferente. Ante esto, los expertos no dejaron pasar la oportunidad de descubrir de qué se trataba y, a través de inteligencia artificial, rayos X e impresión 3D para recrear la pintura, ahora se ha recuperado ese retrato «perdido», según informa el periódico The Guardian.

Las radiografías revelaron los contornos fantasmales de una figura de cuerpo entero, lo que llevó a la entonces conservadora, Nancy Ireson, a sugerir que se trataba de un retrato de Beatrice Hastings, una mujer con la que Modigliani había mantenido una relación de dos años que culminó en 1916.

En los últimos meses, un neurocientífico y un físico del University College de Londres han utilizado esa radiografía y el análisis de los cuadros del artista para entrenar algoritmos que miren debajo de la superficie del cuadro y revelen su retrato «secreto». El proyecto viene de la mano de una mayor ambición: a través de la empresa Oxia Plus, los expertos Anthony Bourached, neurocientífico, y George Cann, físico, buscan redescubrir más pinturas ocultas en lienzos que fueron reutilizados.

Cann, cuyo principal objetivo es analizar los gases traza de la atmósfera marciana, sostuvo a The Guardian que este proyecto podría profundizar la comprensión del arte: «Hay potencialmente miles de obras de arte ahí fuera que están ocultas bajo capas de pintura. En los próximos años, podremos llevar una luz a esta oscura galería».

A la pregunta de cómo se habría sentido Modigliani al enterarse de que su voluntad ha sido «profanada», Bourached dijo: «Hemos pensado en ello, pero el valor del arte es documentar la información. Los historiadores no sólo nos fijamos en las cosas que la gente quería que conociéramos».

Modigliani es venerado por sus retratos alargados y sus sensuales desnudos, que alcanzan precios récord. Aunque su obra maestra de 1917-18, «Desnudo recostado», se vendió en 2015 por 113 millones de libras, era indigente cuando murió en París de meningitis tuberculosa, con solo 35 años.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *