Conecta con nosotros

Sociedad

Laguna Blanca, otro de los parajes de la estepa rionegrina a los cuales llegó el plan de vacunación

«Ya vacunamos con segunda dosis de Sputnik a más de 30 personas, y este martes vamos a trasladarnos hasta Anecón Grande, que queda a unos 90 kilómetros», relató Nilda Hermosilla, la única mujer que aplica las vacunas en la localidad de Comallo.

Las dosis del Plan Estratégico de Vacunación desplegado por el Gobierno nacional para hacer frente al coronavirus llegaron también a los parajes más recónditos del sur de Río Negro, como Laguna Blanca, donde sus habitantes fueron inoculados.

Nilda Hermosilla es la única mujer que aplica las vacunas en la localidad de Comallo y dijo a Télam que, con ese objetivo, se trasladó a los puestos en camioneta o ambulancia junto a un chofer que conduce unos 70 kilómetros para llegar al paraje Laguna Blanca donde se instaló un puesto vacunatorio.

«Los chicos que integran el equipo sanitario van casa por casa o llaman a los vecinos por teléfono y los van citando».

NILDA HERMOSILLA

Allí la vacunación ya está casi completa porque son pocas las personas residentes.

el equipo vacunatorio primero debió trasladarse por la Ruta Nacional 23 hasta la localidad de Onelli, para tomar un camino vecinal hasta el puesto Anecón.

el equipo vacunatorio primero debió trasladarse por la Ruta Nacional 23 hasta la localidad de Onelli, para tomar un camino vecinal hasta el puesto Anecón.

«Ya vacunamos con segunda dosis de Sputnik a más de 30 personas, y este martes vamos a trasladarnos hasta Anecón Grande, que queda a unos 90 kilómetros», indicó Hermosilla.

La travesía

Para llegar hasta esa localidad, el equipo vacunatorio primero debió trasladarse por la Ruta Nacional 23 hasta la localidad de Clemente Onelli, para luego ir por un camino vecinal hasta el puesto Anecón.

Laguna Blanca es un paraje del departamento Pilcaniyeu en el sur de Río Negro, donde viven cerca de 240 personas, la mayoría dedicadas a la cría de ovejas y chivos.

El pueblo se generó como una aldea escolar cuando los pobladores de las zonas rurales cercanas se instalaron en las inmediaciones del establecimiento educativo, donde se brindan clases a más de 30 alumnos del nivel primario y otros 15 del secundario.

Son más de 70 las viviendas que fueron construidas por los propios vecinos que hoy en día cuentan con servicio de agua potable, gas subsidiado por el Estado provincial, internet, y un sistema de energía eléctrico con generadores eólicos y panales solares.

«Hace poco se instaló un destacamento que está encargado por dos policías», agregó Hermosilla.

Durante el día de vacunación, se convoca a unas 20 personas. «Los chicos que integran el equipo sanitario van casa por casa o llaman a los vecinos por teléfono y los van citando», explicó la mujer.

Ante la llegada de las bajas temperaturas de inverno, dijo que «estamos un poco apurados para ir vacunando a las personas que viven en lugares más alejados», y luego inocular a los locales.

«Antes de que el clima se descomponga, este martes queremos ir hasta Anecón y la otra semana volveríamos a Laguna blanca y a Pilquiniyeu del Limay, para avanzar la campaña vacunación», precisó.

El equipo que recorre la zona está integrado por Nilda y un chofer, a los que se suman para la vacunación en cada puesto dos agentes de Laguna blanca, dos de Pilquiniyeu y uno de Anecón.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *