Conecta con nosotros

Economía

«Las diferencias con Brasil y Uruguay son circunstanciales y la negociación está abierta»

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino se refirió a la situación de tensión que se vivió esta semana en la Cumbre del Mercosur a partir de las posturas de los dos países en relación con aranceles y formas de negociación.

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, afirmó hoy que las diferencias con Brasil y Uruguay son «circunstanciales y el proceso de negociación está abierto».

En diálogo con Radio Colonia, Neme consideró que «hay diferencias de apreciación» con Brasil en el Arancel Externo Común y con Uruguay en la agenda de relacionamiento externo.

«En este marco venimos negociando, aproximándonos, Argentina tiene una larga tradición de defensa de la integración nacional, previo a la firma del Tratado de Asunción», afirmó, y agregó: «Vamos a seguir intentando llegar a un acuerdo bajo la presidencia brasileña».

«Pensamos que una apertura indiscriminada y transversal no es conveniente para un sistema productivo que está en proceso de recuperación (y) que la construcción de la competitividad tiene que ver con abaratar insumos y defender el precio de los bienes finales, el proceso de agregación de valor», explicó.

Jorge Neme
Jorge Neme

Por otro lado, indicó, que «hay asimetrías en la competitividad de los distintos sectores productivos; todo eso sabiendo y contemplando que el arancel no es el único instrumento de construcción de competitividad en nuestro país».

Para Neme, «es simpático hablarle a la opinión pública de modernización, de actualización, ser dinámicos y flexibles; lo que hace falta es definir cómo se construyen estas políticas, hay que ver cómo se diseñan».

«Argentina ha propuesto un modelo de acuerdo macro para todos los países de América Central y el Caribe para que cada uno de los países de forma bilateral pueda negociar sus convenios; nuestra actitud de flexibilidad y apertura ha sido muy clara», remarcó.

Sobre la relación Mercosur-Unión Europea, Neme aseguró que «queremos avanzar porque nos obliga a competir; nos pone objetivos de construcción de competitividad, siete años, a seis años».

«Tenemos que ponernos los pantalones largos para construir un sistema productivo más complejo, más competitivo, salir al mundo y competir de otra manera; esto es parte de los conceptos que nuestro Gobierno defiende», añadió.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *