Conecta con nosotros

Policiales

Niegan la excarcelación a un hombre que espera ser juzgado por el femicidio de su pareja

La Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Zárate-Campana rechazó el pedido de la defensa de Juan Carlos Monjes, quien en 2018 asesinó a Yanina Miranda en la localidad bonaerense de Escobar.

La Justicia de Zárate-Campana rechazó excarcelar y morigerar la prisión preventiva de un hombre, que espera ser sometido a juicio oral como acusado de rociar con alcohol y quemar a su pareja durante una discusión, en noviembre de 2018 en el partido bonaerense de Escobar, informaron este sábado fuentes judiciales.

La negativa fue de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Zárate-Campana ante un pedido formulado por el defensor Eduardo Alegre, representante de Juan Carlos Monjes (29), quien actualmente se encuentra detenido en la Unidad Carcelaria 21 de Campana, a la espera del juicio que iba a comenzar el 14 de junio y fue suspendido ante la segunda ola de coronavirus.

Idéntico planteo ya había sido rechazado por el juez del Tribunal en lo Criminal N° 2, Daniel Claudio Ernesto Rópolo, lo que motivó la apelación de la defensa a Cámara, que también lo desestimó.

Si bien la defensa de Monje argumentó que el acusado lleva más de dos años y medio detenido sin sentencia, y que se suspendió la fecha del debate oral sin que se haya fijado una nueva, para los camaristas ese no es motivo para excarcelarlo.

«La morigeración al encierro actual se basa en la falta de antecedentes, su conducta en el penal. Fijando el lugar de residencia en el mismo domicilio, su comportamiento durante el proceso y donde vive sus hijos», escribió la defensa al pedir la excarcelación y morigeración de la prisión preventiva.

Yanina Miranda fue asesinada en 2018.

Yanina Miranda fue asesinada en 2018.

Por su parte, el abogado que representa a la familia de la víctima Yanina Dalma Miranda, Cristian Rondinella, consideró ante el planteo que no debía otorgarse a Monje ese beneficio, debido a la gravedad del delito que se le imputa: «homicidio doblemente calificado por la relación de pareja existente con la víctima y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género».

«En primer lugar, el presente pedido resulta ser prácticamente una copia de aquel efectuado durante el mes de febrero de este año y que motivara el rechazo de parte de este Tribunal», dijo Rondinella a Télam.

Monjes iba a comenzar a ser juzgado por el femicidio de Miranda la mañana del 14 de junio pasado en el Polo Universitario de Escobar, aunque el debate oral fue suspendido debido al coronavirus sin fecha aún su reprogramación.

El juicio, que será con jurados populares, estará a cargo del juez Daniel Ropolo, del Tribunal Oral Criminal 2 de Campana, y la acusación será impulsada por el fiscal de Martín Zocca.

Según la requisitoria de la fiscalía, el acusado mantuvo una discusión con su pareja, con quien convivía y mantenía una relación en la cual ya había ejercido violencia hacia ella.

"El deseo de la familia es que el femicida pague por lo que hizo", dijo a Télam la hermana de Yanina Miranda.

«El deseo de la familia es que el femicida pague por lo que hizo», dijo a Télam la hermana de Yanina Miranda.

De acuerdo a la pesquisa, el 26 de noviembre de 2018, Monjes «volcó alcohol común, parte del contenido de la botella, sobre el cuerpo de la víctima y, mediante el empleo de un encendedor de color celeste azulado, generó fuego iniciando fuego directo».

«La utilización de ese alcohol como acelerante fue lo que provocó en el cuerpo de la víctima quemaduras de tipo AB o B en el cuarenta y siete por ciento de su cuerpo, con compromiso de rostro, cuello, torso anterior y posterior, en ambos miembros superiores y antero-posteriores, con compromiso de vía aérea, las que llevaron a su muerte luego de cinco días de agonía», agrega el requerimiento fiscal.

Por su parte, María, hermana de Yanina, dijo a Télam que «el deseo de la familia es que el femicida pague por lo que hizo, que lo condenen a cadena perpetua sin ningún beneficio. Que no haya más Yanina Miranda«.

El ataque ocurrió en una casa situada en la calle Florentino Ameghino al 168, de Escobar a 60 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, y la víctima murió la mañana del 1 de diciembre, tras cinco días de agonía.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *