Conecta con nosotros

Internacionales

Récord de abstención y revés para Le Pen y Macron en las regionales

Los partidos conservadores, encabezados por Los Republicanos, conseguían 29% de los votos, seguidos por la ultraderechista Reagrupación Nacional, de Le Pen, con 18,5%, mientras los partidos centristas afines al presidente Emmanuel Macrón, con LREM a la cabeza, sumaban apenas 10%.

Marine Le Pen sufrió este Domingo un revés en la primera vuelta de las elecciones regionales en Francia, donde la oposición de derecha moderada consiguió una cómoda victoria a menos de un año de las presidenciales, con una abstención récord de dos tercios del padrón.

«Es posible una remontada» antes de la segunda vuelta del próximo domingo, reaccionó el vicepresidente del partido Reagrupación Nacional (RN), Jordan Bardella, en la televisora TF1 .

La votación, que se retrasó tres meses debido a la crisis sanitaria, tendrá balotaje el próximo domingo ya que ningún candidato superó el 50% de los votos en esta primera ronda.

Contrariamente a lo que vaticinaban los sondeos, el partido nacionalista y antiinmigración francés no se impuso en ninguna de las seis regiones de las 13 para las que se disponía de estimaciones este domingo por la noche (la tarde en la Argentina).

Los partidos conservadores, representados por Los Republicanos, conseguían 29% de los votos, seguidos por la ultraderechista RN, de Le Pen, con 18,5%, según la agencia de noticias AFP.

En tercera posición se situaba el Partido Socialista (PS), el más votado en las cinco regiones que ya gobernaba, con 18%.

Al igual que a la formación de Le Pen, al partido presidencial, La República en Marcha (LREM), tampoco le fue bien y sus probabilidades de ganar una región eran casi nulas.

Los partidos centristas afines al presidente Emmanuel Macrón, con LREM a la cabeza, sumaban apenas 10% de votos y no estaban presentes en todas las regiones.

Además, quedó eliminado de la segunda vuelta en Occitania, Auvergne-Rhone-Alpes y, sobre todo, en Hauts-de-France, donde el ministro Laurent Pietraszewski obtenía entre 7,3% y 9,1%, a pesar de la presencia de otros cuatro miembros del gobierno en su lista.

«No voy a andarme con rodeos: sí, por supuesto que estamos decepcionados por haber conseguido este resultado», confesó el jefe del partido presidencial, Stanislas Guerini, a la radio RTL.

Con apenas cuatro años de existencia, la formación de Macron no logró implantarse a nivel local, aunque puede ser decisiva en la segunda vuelta para impedir el ascenso de la ultraderecha.

Hace seis años, la derecha y el centro consiguieron siete regiones y los socialistas cinco, pero desde entonces, estas grandes fuerzas de gobierno perdieron fuerza a nivel nacional.

Por último, el partido Europa Ecología-Los Verdes (EELV), que había conseguido buenas cifras en las elecciones municipales de 2020, no logró obtener esta vez los mismos resultados.

No obstante, si se analizan los partidos por afinidad, el arco de izquierda, que contempla a La Francia Insumisa, al Partido Comunista Francés, a Europa Ecología-Los Verdes (EELV) y al Partido Socialista, podría sumar aproximadamente 34,3% de los votos.

Otro dato llamativo de esta primera jornada electoral fue el récord en la abstención de los votantes, que superó el 66%, según estimaciones de varios sondeos.

«El nivel de abstención es particularmente preocupante», declaró el ministro del Interior, Gerald Darmanin.

Se trataría de 16 puntos más que hace seis años, cuando se abstuvo de participar 50,09% en las elecciones regionales, o de 13 más que en 2010, cuando el ausentismo fue de 53,67%.

De confirmarse, la abstención sería solo comparable a la del referendo de 2000 para la reducción del mandato presidencial a cinco años, cuando alcanzó a 69,81%.

«Esta es una nueva expresión de una crisis democrática de la que se habla a menudo», manifestó el director de Política de BFMTV, Philippe Corbé, y alertó sobre la eventual repercusión en las elecciones presidenciales de 2022.

Antes de los comicios, RN encabezaba los sondeos en seis de las 13 regiones metropolitanas, impulsada por el rechazo de los partidos tradicionales y por el miedo provocado por los atentados yihadistas.

La región que más expectativas de cambio de signo político concentraba era la del sudeste Provenza-Alpes-Costa Azul, donde el RN está liderado por Thierry Mariani, un exministro de Nicolas Sarkozy, que abandonó el partido de derecha Los Republicanos en 2019.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *