Conecta con nosotros

Internacionales

Ruanda: detienen a un conocido youtuber por «negar el genocidio» de 1994

Aimable Karasira, un conocido comunicador que tiene más de 62 mil seguidores en Youtube, podría sufrir una pena de 10 años de cárcel. Los críticos al gobierno sostienen que es una «perscusión».

 

Ruanda anunció la detención de un conocido comunicador del país, quien podría sufrir una pena de hasta 10 años de cárcel, por «negar el genocidio de 1994», en el que fueron masacrados más de 800.000 tutsis y hutus moderados, así como por «incitar al» separatismo».

La Oficina de Investigaciones de Ruanda (RIB) indicó a través de su cuenta de Twitter que Aimable Karasira «lleva días comentando en redes sociales sobre el genocidio (…) y afirmando que no estuvo planeado y que azuzó las divisiones entre los ruandeses».

El organismo explicó que Karasina fue imputado en base a la denominada Línea Sobre Crímenes Ideológicos del Genocidio, y advirtió que «cualquiera que acuda a las redes sociales para cometer crímenes será castigado».

Karasira, un profesor universitario que tiene un canal de Youtube con más de 62 mil seguidores, se expone a una pena de más de diez años de cárcel, dijeron las autoridades.

El «youtuber» afirmó en mayo que el gubernamental Frente Patriótico Ruandés (FPR), liderado por el presidente Paul Kagame, estaba incitando al odio en el país y puso en duda hechos históricos del genocidio, reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, en las redes sociales varios usuarios denunciaron que Karasira es un «activista de derechos humanos»,y reclamaron su libertad. Según informaron, es sobreviviente del genocidio Tutsi, ya que durante esos años los fuerzas del «dictador» Kagame mataron a miembtros de su familia. En marzo pasado Human Rights Watch denunció «persecusiones y arrestos por posteos en Youtube». 

La detención ocurrió después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, realizara una histórica visita a Kigali, desde donde reconoció la «responsabilidad abrumadora» del país europeo en el genocidio, aunque destacó que París «no fue cómplice» de las matanzas.

Alrededor de 800.000 ruandeses, la inmensa mayoría de ellos tutsis y hutus moderados, fueron asesinados por extremistas hutu durante cerca de tres meses en 1994.

En el genocidio de 1994 fueron masacrados más de 800.000 tutsis y hutus moderados.

En el genocidio de 1994 fueron masacrados más de 800.000 tutsis y hutus moderados.

En la actualidad todavía se están descubriendo fosas comunes, especialmente desde que los condenados que cumplieron sus penas aportaron información sobre el lugar en el que enterraron o abandonaron a sus víctimas.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *