Conecta con nosotros

Policiales

Un arrepentido en la causa del juego clandestino ahora comprometió a senadores radicales

Foto: Gentileza de LaPolíticaOnline (Lisandro Enrico, senador provincial de Santa Fe)

Entre los mencionados se encuentran Lisandro Enrico y Hugo Rasetto, quienes ayudaron a Traferri para que no sea imputado, impidiendo el desafuero.

Santa Fe/ La sorpresiva declaración de Leonardo Peiti como arrepentido encendió las alarmas en la Legislatura santafesina, donde los senadores cercanos a Armando Traferri temen quedar pegados a una de las causas de corrupción más trascendente en la historia de la provincia.

El alegato de Peiti se dio en el marco de un acuerdo con los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, quienes le ofrecieron el «beneficio» de unificar su condena (tiene varias causas abiertas) a cambio de un valioso testimonio que les permita profundizar las investigaciones contra la «pata política» de la asociación ilícita.

En tal marco fue que el «zar del juego» volvió a confesar ante la jueza Eleonora Verón el pago de coimas a funcionarios políticos, destacando especialmente a las figuras del senador Armando Traferri y de un «legislador radical», persona que fue nombrada con nombre y apellido pero que se mantiene en reserva hasta que la Justicia defina si acepta a Peiti como «imputado colaborador».

Pero los rumores ya circulan, y fue el propio abogado de Peiti, Luis Rossini, quien apuntó en declaraciones radiales contra los senadores Lisandro Enrico (radical) y Hugo Rasetto (presidente del bloque del Frente Progresista) de quien se asegura, fuentes al tanto de la investigación, hay pruebas materiales muy comprometedoras.

Hugo Rasetto, presidente del bloque del Frente Progresista en el Senador de Santa Fe

 

Por eso este miércoles Enrico emitió un comunicado defendiéndose de los dichos de Rossini, a quien calificó de «abogado encubridor» y en donde solicitó que «se investigue a fondo» las declaraciones brindadas por el letrado a Radio 2 el pasado 9 de septiembre.

 

Enrico mantiene estrechos vínculos con Traferri y fue un actor clave para mantener los fueros del legislador sanlorencino. También se encuentra en abierta confrontación con Rossini, a quien acusa de estar haciéndole una «operación política».

«Es un disparate y un invento», dijo sobre las declaraciones radiales, y advirtió que denunciará penalmente a Peiti si aparece mencionado en el alegato. Rasetto por el momento prefirió no atender a la prensa.

 

[ Condenaron a un fiscal por la causa del juego clandestino que complica a Traferri ]

 

También se mantienen cautos los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, quienes mostraron signos de preocupación tras la filtración del acuerdo con Peiti.

 

Es que el pacto entre el «zar del juego» y los fiscales debía mantenerse en secreto hasta que la Justicia definiera su pertinencia, y hay versiones que apuntan al entorno de Traferri por la filtración del documento.

 

Edery y Schiappa Pietra creen que su intención fue la de hacer caer el acuerdo, y siguiendo esta pista ordenaron el allanamiento del domicilio de Fernando Moschini, abogado defensor del hermano de Peiti a quien podrían haber usado para difundir la imagen del acuerdo.

Descartan que tal maniobra haya sido ordenada por Peiti, dado el interés del «zar del juego» por cerrar un acuerdo que le valdría una nada despreciable reducción de su condena.

 

Fuente: LaPolíticaOnline

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *