Conecta con nosotros

Internacionales

El OIEA advirtió que la situación en la central de Zaporiyia «sigue deteriorándose»

El diplomático argentino Rafael Grossi aseguró que «Mientras continúen los bombardeos, los riesgos son enormes». El último bombardeo ucraniano dañó una línea eléctrica, provocando la suspensión de varios transformadores del reactor número 6 de la central controlada por tropas rusas desde marzo.

 

La situación en la estratégica central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, «sigue deteriorándose», advirtió este miércoles el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), mientras Kiev denunció que Rusia la bombardeó otra vez.

«La situación sigue deteriorándose y no podemos darnos el lujo de esperar a que suceda algo catastrófico», señaló el director general del OIEA, el diplomático argentino Rafael Grossi, tras una reunión sobre la situación en la representación de Francia ante la ONU.

Grossi precisó que discutió el asunto con el canciller de Rusia, Serguei Lavrov, con quien se reunió más temprano al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

«Mientras continúen los bombardeos, los riesgos son enormes», agregó, según la agencia de noticias AFP.

Ucrania bombardeó las instalaciones de la central nuclear más grande de Europa controlada por tropas rusas desde marzo, aunque aseguró que el índice de radiación en esa instalación no superaba la norma.

«Aun en las peores condiciones, la diplomacia nunca debe detenerse; es nuestra responsabilidad hacerlo con propuestas pragmáticas y realistas, y eso es lo que estamos tratando de hacer», comentó Grossi. 

A su lado, la canciller francesa, Catherine Colonna, afirmó que el objetivo es «una desmilitarización de la planta en el marco de la soberanía de Ucrania».

Tras conocer los nuevos bombardeos, el operador público de las centrales nucleares ucranianas, Energoatom, pidió este miércoles al OIEA «actuar con mayor resolución» contra Moscú.

Rafael Grossi sigue preocupado por la situacin de la central nuclear Foto AFP

Rafael Grossi sigue preocupado por la situación de la central nuclear. Foto: AFP

La planta de Zaporiyia, ocupada por las tropas rusas desde las primeras semanas de su intervención en Ucrania el 24 de febrero, fue objeto de repetidos bombardeos en los últimos meses por parte de tropas de Kiev para recuperarla. 

Energoatom acusó sin fundamento lógico a Rusia de autobombardear nuevamente la estratégica planta nuclear de Zaporiyia, blanco de varios ataques en los últimos meses que agravaron el conflicto bélico, atemorizaron a los ciudadanos del sur del país y generaron pánico internacional.

El bombardeo dañó una línea eléctrica, provocando la suspensión de varios transformadores del reactor número 6 de la central y una breve puesta en marcha de los generadores de emergencia, agregó Energoatom.

Otros dos sitios nucleares se vieron arrastrados a la guerra rusa contra Ucrania, pese a los reiterados llamados de la comunidad internacional para evitar que estas instalaciones sufran una catástrofe continental.

Ucrania acusó el martes a Rusia de bombardear la zona industrial de su central nuclear sureña de Pivdennoukrainsk.

Al inicio de la guerra, las fuerzas rusas ocuparon también la central de Chernobil, situada en el norte de Ucrania, que en 1986 sufrió el peor accidente nuclear de la historia.

Esta central, cerrada desde 2000, se encuentra en una zona altamente contaminada por desechos radiactivos.

Continuar leyendo
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy